Archive for 26 agosto 2012

El príncipe Harry y la becaria de “The Sun”

26 de agosto de 2012

Esta semana ha habido una agria polémica en el Reino Unido,  suscitada por las presiones de la monarquía para que los tabloides británicos (diarios sensacionalistas, como “The Sun” o “Daily Mail”) no publicaran unas fotos del príncipe Harry desnudo durante una juerga en un hotel de Las Vegas (Nevada, USA). Dichas fotos ya circulaban por Internet, incluso se habían publicado en otros países.

Finalmente, The Sun publicó las fotos comprometedoras. Pero la víspera, 23 de agosto, para eludir la amenaza de denuncias y represalias por parte de la corona, The Sun publicó una pantomima que recreaba las fotos originales en una especie de “reconstrucción de los hechos”. Lo más sorprendente es que no utilizaron modelos profesionales, sino que se prestaron a una chapuza indigna y monumental: posó desnuda una joven becaria de la sección de moda.

Príncipe Harry del Reino Unido

Estatua del príncipe Harry en el museo de Madame Tussauds, Londres

Me parece una martingala de locos pero, como todo lo que pueda yo decir sonaría a paternalismo machista, mejor le cedo la palabra a Lara Whyte,  redactora de The Guardian, cuya postura y argumentación comparto al 100%

Anuncios

Una intriga centenaria se desvela hoy en Noruega

24 de agosto de 2012

Hoy, viernes 24 de agosto de 2012, se va a desvelar un secreto centenario en el museo del valle central noruego de Gudbrandsdal, sito en Otta, capital administrativa de la región y principal población del municipio de Sel. Se abrirá un paquete lacrado hace 100 años por el entonces alcalde de Sel, Johan Nygaard, con la instrucción escrita de que “puede abrirse en 2012”. Tan larga espera ha desatado todo tipo de especulaciones sobre su contenido y, como es comprensible, estas especulaciones se acrecientan a medida que se acerca el desenlace del prolongado misterio.

[Vídeo de 6′ en noruego, subtitulado en inglés] Reportaje sobre el misterioso paquete centenario de Sel (Noruega)

Según la opinión más extendida, podría tratarse de documentación histórica relacionada con la batalla de Kringen (26 de agosto de 1612), en la que los granjeros locales tendieron una emboscada y derrotaron a una partida de unos 300 mercenarios escoceses al servicio de la corona sueca. Dicha hipótesis se apoya en que Johan Nygaard lacró el paquete precisamente en el tercer centenario de dicha batalla.

El conservador del Museo de Gudbrandsdal que abrirá el paquete, Kjell Voldhein, bromea sobre las coincidencias históricas en sus declaraciones al periódico noruego VG“puede ser el diamante ‘Blue Star’ del Titanic, que naufragó en 1912, y sobre las esperanzas del Ayuntamiento: “desean que contenga un fajo de acciones petroleras que puedan ayudar al municipio”. En declaraciones al mismo periódico, el actual alcalde de Sel, Dra-Erik Pryhn, reconoce estar cautivado por la intriga de su predecesor: “por la forma en que nos lo ha hecho llegar, es algo que él consideró valioso en su tiempo”.

La trascendencia de lo local

A la espera del desenlace, en unas horas, e independientemente de lo que contenga finalmente el misterioso paquete (sin ninguna prueba y con poca convicción, yo apuesto a que se trata de documentación sobre los apaños que se realizaron para crear y financiar el municipio independiente de Sel, un proceso que duró de 1904 a 1907 y acabaría fracasando parcialmente en 1965, cuando se tuvo que fusionar con el municipio de Heidal), cabe extraer algunas lecciones universales de esta curiosidad centenaria de la Noruega central.

  1. La primera y más elemental es que el misterio inflama la curiosidad e imaginación humanas, y que la intriga capta poderosamente nuestra atención.
  2. La segunda es que en el mundo ocurren infinidad de hechos curiosos o interesantes de los que no nos enteramos. Muchas veces porque ocurren en zonas sin interés geoestratégico, económico o político para nuestros medios de comunicación. Pero desde que Internet nos permite el acceso directo a todo tipo de  fuentes, se acrecienta la importancia del idioma como barrera fundamental para la comunicación y difusión de información relevante.
  3. Y en tercer lugar, pero no menos importante, que los países o comunidades con leguas minoritarias tienden a aprender lenguas francas que les permitan comunicarse con el exterior. Muchas veces deben aprender en primer lugar la lengua oficial del estado del que forman parte (los vascos y catalanes, el francés o el español; los ‘sami’ –lapones-, el noruego, sueco, finlandés o ruso…) o, cuando conforman un estado propio como en el caso noruego, aprenden la lengua franca internacional que es, sin duda, el inglés.

Yo siempre he admirado el dominio del inglés que demuestran la mayoría de los griegos, holandeses y, en general, los habitantes de países nórdicos. Y gracias a ello he conocido esta curiosa historia. Tras verla en “The Local, Norway`s news in English” me dio por indagar un poco en ella. En realidad, creo que sólo trataba de distraer la profunda nostalgia que me produce el no poder estar hoy en la fiesta de San Bartolomé, que celebran en la iglesia de San Sebastián los vecinos de Landeral, Angostina, Carazón, Adino y otros barrios de Guriezo (Cantabria, España). ¡Disfrutadlo quienes podáis!

Si hay que hurtar para comer, algo va muy mal

9 de agosto de 2012

Los tiempos de crisis tienen su parte positiva, aunque cueste encontrarla y valorarla. Se ponen en cuestión cosas más que aceptadas, asentadas y, si se gestiona correctamente el proceso de debate y se fomenta la participación abierta, la sociedad, grupo o empresa pueden salir de ella reforzadas, mejoradas. Yo dudo mucho que esto vaya a ocurrir en el caso español. La gestión me parece pésima (por parte del gobierno y del principal partido de la oposición -los demás cuentan tan poco, que da igual lo que hagan-).

Muy probablemente estemos en la antesala de estallidos violentos de la desesperación, más que del descontento, de graves altercados porque, no lo olvidemos, los problemas no son sólo de gestión del conflicto o del cambio, sino que padecemos graves problemas económicos y sociales: no me refiero al deterioro de los servicios públicos básicos ni a la creciente carestía de vida (a la inflación -el IPC-, se suma ahora la pérdida de masa salarial y la presión fiscal), problemas todos ellos sin duda graves, sino a los que son de todo punto insoportables: 25% de desempleo, cientos de miles de parados de larga duración, familias desahuciadas y/o sin ningún ingreso…

Durante un tiempo el público ha tragado el señuelo de “los culpables”, de “los corruptos”, y la indignación general se ha calmado tras su  recriminación pública, reprobación política y/o procesamiento judicial, según los casos. El problema se va a agudizar cuando, uno tras otro, sean absueltos, indultados y rehabilitados, como ya ha ocurrido en el pasado reciente. La mayoría serán absueltos porque lo que hacen, por reprobable que nos parezca, no sólo es legal sino que es la base o esencia de nuestro sistema económico, político y social; y casi todos los demás serán indultados porque saben demasiado sobre los entresijos del sistema y sobre lo que han consentido, autorizado o hecho sus compañeros y compinches. Y todos, o casi, serán rehabilitados, públicamente o de tapadillo, porque “perro no come perro” y los favores se pagan aquí y en Cuba.

El Sindicato Andaluz de Trabajadores/as, IU y, entre otros, el alcalde de Marinaleda han dado en el clavo, han puesto el dedo en una llaga que no va a cicatrizar de otra manera. No da igual cómo le llamemos (“socializar”, “nacionalizar”, “embargar”, “hurtar”…) porque la denominación tiene o adquiere connotaciones ideológicas relevantes, o penales nada desdeñables. El sistema (eso a lo que algunos llaman “nuestras instituciones democráticas”, enfatizando el “nuestras” y acentuando el “democráticas”, tanto más cuanto menos creíble resulte) va a detener, procesar y muy probablemente condenar a quienes hurtan comida para dársela a los necesitados. Con la ley en la mano, es lo que toca, y lo que se viene haciendo desde tiempo inmemorial con los choricillos de tres al cuarto. Pero con la misma ley en la mano y buenos abogados, quienes roban a espuertas o cometen todo tipo de tropelías perfectamente legales no sólo quedan libres o son indultados, sino que además se nos obliga a cubrir sus pérdidas y refinanciarles sin contrapartidas, para que sigan haciendo de las suyas.

El sistema (“nuestras instituciones democráticas” y el poder financiero al que se someten) es el corrupto y todos nosotros nos hacemos más culpables cada día, cada vez que -por acción u omisión- apoyamos, validamos, aceptamos o acatamos estas reglas de juego. Así que yo he decidido autoinculparme de esos hurtos (me preocupa la denuncia de Mercadona, cuya descripción de los hechos puede acabar en una tipificación como robo con violencia: conste que todavía no estoy tan desesperado como para apuntarme a algo así); aunque desde Cardiff (UK) no pueda hacerlo físicamente, la intención es lo que cuenta 😉 y no hay como la distancia para declararse en rebeldía ;-D


A %d blogueros les gusta esto: