España no sabe sumar en Cataluña

En el nuevo Parlamento de Cataluña, donde la mayoría absoluta está en 68 escaños, los independentistas suman 74 (50 de CiU + 21 de ERC +  3 de CUP) y los partidarios del “derecho a decidir” caiga quien caiga, 87 (+13 de ICV), 107 si mediara el acuerdo y consenso con el gobierno y el parlamento españoles (+20 del PSC). Es cierto que la representación catalanista retrocede en dos escaños con respecto a la legislatura anterior (62 de CiU + 10 ERC + 4 SI sumaban 76 tras elecciones de 2010, antes del giro soberanista de CiU), mientras las fuerzas “españolistas” ha crecido hasta 28 escaños (los 21 del PPC + 9 de C’s), gracias sobre todo al espectacular crecimiento de Ciutadans, pero ¿dónde está el fracaso de la propuesta soberanista que destacan algunos analistas? ¿Es que en España ya no sabemos contar?

Artur Mas reconoce no haber alcanzado su objetivo, al no obtener la “mayoría amplia” que pretendía. Pero ¿de veras alguien puede sostener que Mas ha hecho el ridículo? Sólo una autoridad en materia de ridículos, como el diario El Mundo, podía atreverse a intentar algo así. A mí me parece que Mas i CiU juegan de forma astuta, porque su resultado electoral previsible empeorá a medida que pasemos tiempo bajo el estrés de la crisis y los recortes. Volviendo a la actualidad, no creo que Artur Mas se plantee dimitir ahora, como quisieran sus adversarios, ni que al hacerlo cambiara en lo esencial el escenario ante el que nos encontramos.

Frente a sí, tiene CiU tres pactos alternativos para formar gobierno:

  1. ERC sería la opción más lógica desde un punto de vista estrictamente democrático. Tal vez suavizaría los recortes, pero la prioridad en la acción de gobierno nos conducirá hacia el “choque de trenes”: un referendum ilegal o a la declaración unilateral de independencia.
  2. PPC sería la opción más impresentable, tanto ante las bases electorales de ambos socios como ante la opinión pública. Profundizarían en la privatización y el ajuste de los servicios públicos, a cambio de descartar cualquier mejora relevante en autogobierno o fiscalidad.
  3. PSC sería “la calle de en medio”. La “sociovergencia” viene sido denostada antes de existir, pero ahora puede ser la única y última oportunidad para la continuidad de la convivencia Cataluña-España. Creo que sería la “solución” más cabal, pero dudo que pueda llegar a materializarse. No tanto por ser una apuesta arriesgada que podría significar el suicidio político de sus protagonistas -especialmente para el más decisivo ahora mismo, que es CiU-, como por el hecho de que la debilidad del PSOE en España impide al PSC presentar su propuesta federalista como creíble y viable.
Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: