Archive for 28 febrero 2013

Censura en “el oasis catalán”

28 de febrero de 2013

La revista catalana “Cafe Amb Llet” publicó hace un año una investigación periodística que denunciaba el presunto desvío masivo de fondos públicos a través del sistema de Salud catalán; acaban de ser detenidos dos altos cargos por estos hechos, algún fundamento debía tener. Sin embargo, un asesor del “molt honorable president” de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, los demandó por atentar contra su honor; la “Justicia” los condenó a una multa de 10.000 euros y, aunque la sentencia está recurrida, ahora les exige que retiren de YouTube los vídeos y los destruyan antes de las 24 h de hoy, jueves 28 de febrero de 2013. Puede parecer increíble, pero sólo es inaceptable.

Vídeo en catalán [YouTube, 7′:19″] en que la portavoz de “Cafe am llet” avisa de que se ven obligados a acatar las medidas cautelares de la sentencia condenatoria, a pesar de haberla recurrido.

Os recomiendo que os deis prisa en ver los vídeos porque está visto que, cuando quieren y salvo para el interés general, la administración de “Justicia” y el govern de Catalunya demuestran una eficiencia y diligencia dignas de mejor propósito 😦 Siempre había aceptado “el oasis catalán” como metáfora que, asociada al tópico del “seny”, describía la superioridad moral, esforzada instrucción y edificante civismo que convertía a Cataluña en el faro peninsular hacia la modernidad y el desarrollo; al menos era incuestionable que la crispación política y mediática era inferior en Barcelona que en Madrid, que aquí estaban mejor vistas cualidades como la responsable moderación, el trabajo en equipo y la competencia sana y deportiva, la flexibilidad transigente, la capacidad de negociación en el marco de las reglas y el interés comunes… ¡Cómo cambian las cosas!

La denuncia periodística de “Café amb Llet” se plasmó en dos vídeos, titulados “El major robatori de la història de Catalunya” (“El mayor robo de la historia de Cataluña”) parte I y parte II (enlazo con las versiones en castellano para una mejor comprensión por los/as no catalanohablantes). Afortunadamente, varios usuarios de YouTube los han copiado y replicado. Los autores están solicitando su retirada, incluso han pedido desde Twitter que desaparezcan los enlaces hacia ellos, pero muchos entendemos que los hechos recientes (la detención de varias de las personas denunciadas por los hechos denunciados) acreditan que la denuncia no era un infundio y, por tanto, que el interés general y el derecho que tenemos los/as ciudadanos/as a expresarnos libremente, a recibir y difundir información veraz está por encima del derecho al “honor” de un asesor o de todo el “molt honorable” govern de Catalunya.

“Fem pais” (“Hacemos país”, un eslógan de CiU)

Esos dos vídeos tan torticeramente censurados tratan el caso de los hospitales de Blanes y Calella, cuyos gestores y cargos políticos hicieron “desaparecer” 2,4 millones de euros, según la Sindicatura de Comptes (Tribunal de Cuentas catalán). El informe de la Sindicatura explica que todo ese dinero público se derrochó, entre otras cosas, en restaurantes, viajes y comisiones que nunca pudieron ser acreditadas. Uno de los participantes en la trama es el diputado autonómico de CiU Xavier Crespo, conocido actualmente por su presunta relación con -y trato de favor a- la  mafia rusa, pero también aparecen otras tres personas de las que oiremos hablar próximamente:

1.- “Cafe amb llet” bautizó a Ramón Bagó como “el hombre que se contrata a sí mismo con dinero público”: utilizó su puesto como director del Consorci Sanitari de Catalunya para que este ente público adjudicara enormes cantidades de dinero público a sus propias empresas privadas. Según el interventor del ayuntamiento de Badalona, sólo de este municipio Bagó recibió cerca de 12 millones de euros de manera irregular. La Oficina Antifrau (Fiscalía anticorrupción catalana) ha visto indicios de “delito” en su actuación y la Fiscalía sigue investigando sus negocios.

2.- Los vídeos de “Cafe amb llet” también hablan de Josep Prat, quien cobraba del ayuntamiento de Reus 300.000€ sin reflejarlo en su declaración de bienes patrimoniales y, según descubrieron los concejales de la CUP (fuerza política) de Reus, dejó un agujero de cerca de 400 millones en las arcas públicas municipales.

3.- En los vídeos también se menciona a Carles Manté, entonces presidente de los hospitales de Blanes y Calella, donde desaparecieron 2,4 millones de euros según la Sindicatura. Josep Prat contrató a Manté para hacer unos “informes” que nos costaron a los contribuyentes 800.000€, aunque nadie ha sido capaz de encontrar hasta a hora ni una sola página. Actualmente Josep Prat y Carles Manté están imputados por presunta estafa, apropiación indebida y malversación de fondos públicos.

Anuncios

¿Nos alimentan como al ganado? Sólo si nos dejamos

24 de febrero de 2013

A raíz del impacto que me produjo la información que motivó mi post anterior, he estado curioseando por las últimas noticias y escándalos relacionados con la industria alimentaria. El panorama es desolador. Antes me parecía radical y paranoico afirmar que nos alimentan como a ganado pero, en realidad, cada vez es más cierto. Con una crucial salvedad: no podemos hacer recaer toda la responsabilidad “en el sistema” porque, al contrario que el ganado, nosotros tenemos una relativa libertad e influencia, como consumidores y como ciudadanos, cada uno de nosotros individualmente y mucho más si nos asociamos.

Este argumento también es relativamente cierto, resulta falaz cuando lo utilizan las autoridades reguladoras para hacer dejación de sus funciones, o por la industria alimentaria para transferir parte de su propia responsabilidad a las víctimas de sus manejos y a las autoridades complacientes: no somos del todo libres porque no jugamos en un plano de igualdad. La inmensa mayoría de la población no tiene la formación ni los recursos necesarios para decidir libre y conscientemente, ni tampoco podría afrontarlo económicamente aunque lo deseara. Ni el coste ni los medios necesarios para comer limpio y sano está hoy al alcance de la inmensa mayoría de la población humana.

Imagen sobre la industrialización de la agricultura intensiva

Imagen del post de Mónica Ortiz “Impacto de la agricultura y la industrialización” en el blog “Planet@ Sustent@ble”

Hay quien, ante los obstáculos y dificultades, tiende a tomar la solución más fácil: rendirse, asumir que “esto es lo que hay”. Pero yo hoy quisiera dejaros con un par de informaciones, o tres, para motivaros a hablar de ello como mínimo, buscar información y complicidades si disponéis del tiempo y la presencia de ánimo necesarios, asociaros e ir construyendo alternativas allá donde se pueda… Porque, aunque no sea fácil, siempre se puede hacer algo por lo que de verdad te importa:

  1. En los últimos años, los insecticidas neurotóxicos que se utilizan en la agricultura intensiva han matado al 30% de las abejas europeas. Asociaciones que agrupan a 20.000 apicultores llevan 16 años pidiendo la prohibición de su uso y, hasta ahora, lo único que han conseguido es que la Comisión Europea haya acordado pedir a los Estados miembros que prohiban durante dos años tres componentes de estos insecticidas (tiametoxam, imidacloprid y clotianidina) que se utilizan en los cuatro cultivos cuya flor resulta más atractiva para las abejas (maíz, colza, girasol y algodón). La campaña para salvar a las abejas europeas lleva recogidas unas 325.000 firmas a través de Change.org y permanecerá abierta hasta mañana, lunes 25 de febrero de 2013, cuando se reunirán los expertos de los Estados europeos para pronunciarse sobre la petición de la Comisión. Como recordaba recientemente César Javier Palacios en el diaro “20 minutos” y en su blog “La Crónica Verde“, tenemos experiencia en las consecuencias de persistir en el uso de sustancias nocivas: el DDT fue prohibido en los 70, tras una década de lucha, pero aún hoy es detectable en la leche materna humana (en España dobla la media europea); el uso veterinario del antinflamatorio Voltaren estuvo a punto de exterminar a los buitres de la India: mató al 95% de la especie en una década.
  2. Los panaderos exigen a las autoridades precintar las barras de pan para garantizar la  higiene”. ¿Cómo es posible que las panaderías pequeñas y medianas (Pymes) tengan que expresar su preocupación por la higiene y la seguridad alimentaria? ¿Y que tengan que solicitar el cumplimiento de una directiva europea, mientras el lobby de las panificadoras industriales se centran en socavar el mercado de la panadería tradicional con su “pan” prehorneado y congelado rebosante de aditivos y el beneplácito, por lo que parece, de una administración que dice velar por las Pyme y la salud pública? Yo, personalmente, intento hacer mi propio pan y, cuando no puedo, apoyo a los panaderos tradicionales y artesanos: su producto cuesta más, pero soy libre de elegir en qué me gasto el dinero y “sólo un necio confunde valor y precio”.
  3. Nestlé encuentra carne de caballo en sus productos” (y cientos de empresas más, pero se les hacía muy largo el titular). Si a la información anterior le chirría el contexto, esta fue redactada/traducida precipitadamente pero lo ensencial se entiende perfectamente: cuando industrializas el procesamiento de alimentos y subcontratas la mayor parte de los procesos, puedes estar vendiendo humo a millones de personas y no enterarte hasta meses después (salvo que sea humo venenoso o tóxico y acabes enfermando o matando a alguien, en cuyo caso puede que nos enteremos antes o nunca: ¿recordáis el caso de la intoxicación por aceite de colza desnaturalizado? Entonces ya hubo dudas, pero actualmente hay  evidencias que cuestionan aquella explicación y las condenas que justificó).

Las consecuencias de la dieta en la salud

23 de febrero de 2013

La dieta rica en hidratos de carbono o glúcidos a partir de la agricultura neolítica (hace unos 10.000 años) y el consumo de harina y azúcares procesados industrialmente (a partir de 1850 y, por tanto, hace poco más de siglo y medio) son “dos de los mayores cambios alimentarios en la evolución humana”, según una investigación internacional publicada recientemente en la revista científica “Nature Genetics” que ha analizado el código genético (ADN) de las bacterias calcificadas en la placa dental (el sarro) de 34 esqueletos europeos antiguos, nórdicos concretamente.

Las conclusiones del estudio se centran en los cambios que explican la extensión y cronificación de la caries dental, pero los datos obtenidos y analizados pueden tener implicaciones más generales sobre la relación de la dieta y los hábitos alimenticios con la salud humana. La investigación ha sido dirigida por la doctora Christina Adler, que actualmente trabaja en la Universidad de Sydney (Australia), y Alan Cooper, profesor en el Centro de ADN Antiguo de la Universidad de Adelaida (Australia); han participado expertos de este departamento, de la Universidad de Aberdeen (Escocia, UK) y del Instituto Wellcome Trust Sanger de Cambridge (Inglaterra, UK).

Cartel de una campaña inglesa a favor de la comida natural

Necesitamos enseñar a nuestros niños/as a comer comida de verdad. No comida rápida. No comida basura. No comida procesada… Simplemente comida de verdad, nutritiva y sin engaños!

Cartel de una campaña del grupo de Facebook “Juicing Vegetables

Según el texto publicado en Nature Genetics, “la transición de la caza y recolección a la agricultura desplazó a la comunidad microbiana oral hacia una configuración asociada a la enfermedad [caries]”. Los investigadores parecen sorprendidos al constatar que “la composición de la microbiota bucal se mantuvo constante entre el Neolítico y la Edad Media” y sospechan que “las ahora ubicuas bacterias cariogénicas se convirtieron en dominantes, al parecer, durante la Revolución Industrial”. Otros detalles de los cambios observados, como la drástica redución de la diversidad genética apreciable en los “modernos ecosistemas microbióticos orales” con respecto a las muestras históricas, llevan al grupo de investigadores/as a sospechar que “podrían estar contribuyendo a crónificar la enfermedad [caries]”, a la que describen como propia “de estilos de vida postindustriales”.

Reconozco mi indigencia científica en esta y otras materias relacionadas, pero creo que “para tan corto viaje no hacían falta tamañas alforjas”. Reconozco igualmente la importancia y pertinencia del estudio, no se había hecho nunca antes, pero tengo la sensación de estar leyendo la confirmación científica de algo que, de algún modo, ya sabíamos todos (incluso los interesados en seguir financiando la versión contraria y algunos señuelos alternativos). El estudio se ha centrado en la caries (¿quién financió algo así?), dejando de lado a las cada vez más extendidas alergias e intolerancias, los efectos nocivos de los aditivos, pesticidas… y tantas otras moderneces sospechosas de tener repercusiones en la salud humana pero cuya demostración científica jamás financiará nadie poderoso, tampoco las autoridades que dicen velar por el interés común.

El espectáculo de la ciencia apocalíptica

16 de febrero de 2013

El asteroide 2012 DA 14 (45 metros de diámetro y 135.000 toneladas de peso), pasó ayer hacia las 20:30 a unos 28.000 km sobre la perpendicular de la isla indonesia de Sumatra. No causó ningún daño, ni siquiera a los satélites geoestacionarios que orbitan a casi 36.000 km de nuestro planeta. Volverá en 2046, conocemos su órbita y sabemos con total precisión que tampoco entonces supondrá un peligro grave. Está totalmente descartado que vaya a colisionar con nosotros hasta, como mínimo, el 2080. Si colisionara a partir de entonces, su efecto no se parecería al que hace miles de millones de años provocó la extinción de muchas especies, incluidos los dinosaurios, si no al que hace un siglo arrasó más de 2.000 km2 de bosque siberiano.

Videocreación dramatizada con las imágenes del bólido caído en la zona de los montes Urales, en el canal YouTube de la bloggera cubana Odalis Sánchez. En la edición mexicana de la revista “Quo” podéis admirar seis de los “fakes” (bulos o noticias falsas) y bromas que se han difundido por Internet relacionados con este fenómeno.

En vísperas de la anunciada visita del asteroide 2012 DA 14, un bólido (cuerpo celeste que entra en la atmósfera terrestre a baja velocidad) sembró el pánico en la zona de los montes Urales y ha causado un millar de heridos, tres de ellos graves, según el ministerio de Interior ruso. Al parecer, sobre las 4:20 el bólido estalló tras entrar en la atmósfera terrestre y se desintegró en pequeños fragmentos que acabaron cayendo sobre las regiones rusas de Cheliabinsk, Sverdlovsk y Tyumen, así como en la república ex-soviética de Kazajistán. Muchas fuentes de información sugirieron incialmente alguna relación entre este fenómeno y el asteriode 2012 DA 14, pero nadie aportó pruebas o más indicio que su proximidad temporal: está totalmente descartado.

¿Preocupación científica o espectáculo?

La atención que generan los meteoritos, asteroides y cometas -especialmente los veloces y de grandes dimensiones- es máxima y comprensible. Además del sensacionalismo de algunos medios, del catastrofismo alimentado por todo tipo de relatos y de la histeria colectiva que consiguen desatar en ocasiones, hay motivos objetivos para la preocupación. Tenemos catalogados casi 10.000 asteroides que se acercan en algún momento a nuestra órbita, la Agencia Espacial Europea (ESA) considera que sólo 362 son potencialmente peligrosos. El problema es que hay más de 500.000 y, por tanto, no conocemos con precisión ni el 1%. Según las estimaciones de la NASA, sólo tenemos localizados entre el 20 y el 30% de los asteroides con un diámetro superior a los 100 metros (medida a partir de la cual, los efectos de una colisión contra la Tierra serían catastróficos para la vida humana).

Conviene recordar sin embargo que, aunque se trata de un riesgo real, no deja de ser estadísticamente improbable. Y uno no puede dejar de preguntarse por qué peligros tan reales pero mucho más probables, e incluso algunos que ya se han materializado o se están consumando -algunos ya son perfectamente constatables en la actualidad-, no ocupan nuestra atención de igual modo, ni la de nuestros medios de comunicación ni, aparentemente, las de nuestros responsables políticos: el hambre, la pobreza extrema, las enfermedades curables, el envenenamiento del medioambiente, los efectos catastróficos del cambio climático…

Tal vez ahora que el imperio no está para financiar guerras relámpago y políticamente oportunas, que “Gran Hermano” y otras bazofias televisivas similares están perdiendo su efecto hipnótico-analgésico sobre las masas, sea el momento de otear en el calendario a los merodeadores celestes para preparar un nuevo tipo de espectáculo apocalíptico-científico con el que entretener y obnubilar al personal.


A %d blogueros les gusta esto: