Las consecuencias de la dieta en la salud

La dieta rica en hidratos de carbono o glúcidos a partir de la agricultura neolítica (hace unos 10.000 años) y el consumo de harina y azúcares procesados industrialmente (a partir de 1850 y, por tanto, hace poco más de siglo y medio) son “dos de los mayores cambios alimentarios en la evolución humana”, según una investigación internacional publicada recientemente en la revista científica “Nature Genetics” que ha analizado el código genético (ADN) de las bacterias calcificadas en la placa dental (el sarro) de 34 esqueletos europeos antiguos, nórdicos concretamente.

Las conclusiones del estudio se centran en los cambios que explican la extensión y cronificación de la caries dental, pero los datos obtenidos y analizados pueden tener implicaciones más generales sobre la relación de la dieta y los hábitos alimenticios con la salud humana. La investigación ha sido dirigida por la doctora Christina Adler, que actualmente trabaja en la Universidad de Sydney (Australia), y Alan Cooper, profesor en el Centro de ADN Antiguo de la Universidad de Adelaida (Australia); han participado expertos de este departamento, de la Universidad de Aberdeen (Escocia, UK) y del Instituto Wellcome Trust Sanger de Cambridge (Inglaterra, UK).

Cartel de una campaña inglesa a favor de la comida natural

Necesitamos enseñar a nuestros niños/as a comer comida de verdad. No comida rápida. No comida basura. No comida procesada… Simplemente comida de verdad, nutritiva y sin engaños!

Cartel de una campaña del grupo de Facebook “Juicing Vegetables

Según el texto publicado en Nature Genetics, “la transición de la caza y recolección a la agricultura desplazó a la comunidad microbiana oral hacia una configuración asociada a la enfermedad [caries]”. Los investigadores parecen sorprendidos al constatar que “la composición de la microbiota bucal se mantuvo constante entre el Neolítico y la Edad Media” y sospechan que “las ahora ubicuas bacterias cariogénicas se convirtieron en dominantes, al parecer, durante la Revolución Industrial”. Otros detalles de los cambios observados, como la drástica redución de la diversidad genética apreciable en los “modernos ecosistemas microbióticos orales” con respecto a las muestras históricas, llevan al grupo de investigadores/as a sospechar que “podrían estar contribuyendo a crónificar la enfermedad [caries]”, a la que describen como propia “de estilos de vida postindustriales”.

Reconozco mi indigencia científica en esta y otras materias relacionadas, pero creo que “para tan corto viaje no hacían falta tamañas alforjas”. Reconozco igualmente la importancia y pertinencia del estudio, no se había hecho nunca antes, pero tengo la sensación de estar leyendo la confirmación científica de algo que, de algún modo, ya sabíamos todos (incluso los interesados en seguir financiando la versión contraria y algunos señuelos alternativos). El estudio se ha centrado en la caries (¿quién financió algo así?), dejando de lado a las cada vez más extendidas alergias e intolerancias, los efectos nocivos de los aditivos, pesticidas… y tantas otras moderneces sospechosas de tener repercusiones en la salud humana pero cuya demostración científica jamás financiará nadie poderoso, tampoco las autoridades que dicen velar por el interés común.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

4 comentarios to “Las consecuencias de la dieta en la salud”

  1. Marcelino Llano Says:

    Aunque no tiene relación directa con esta entrada, cuando puedo aprovecho mi dedicación a tareas domésticas la mañana del sábado para oir el programa de radio “Vida Verde”, de Pilar Sampietro. Aunque las palabras se las lleve el viento, éstas dejan un poso interesante en el blog http://blog.rtve.es/vidaverde/ Os lo recomiendo

  2. ¿Nos alimentan como al ganado? Sólo si nos dejamos | Librepensamiento sin cátedra Says:

    […] Si lo que leas te ofende o contraría, házmelo saber; si te gusta o interesa, también 🙂 « Las consecuencias de la dieta en la salud […]

  3. RosaMaNM Says:

    El post que has escrito es en palabras de mi madre : “¿Porqué cuidan tan bien los coches y tan poco el cuerpo? El alimento es nuestra gasolina y tiene que ser para cuidarnos a nosotros mismos y nuestra salud”
    Saludos

  4. Marcelino Llano Says:

    Totalmente de acuerdo, RosaMaNM. Muchas gracias por tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: