El musgo que resucitó tras 400 años congelado

Unos científicos canadiendes han encontrado unos musgos (el nombre científico es briofitas) capaces de renacer tras haber permanecido 400 años congelados, según una investigación publicaba recientemente en la revista norteamericana PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences). Este descubrimiento tiene importantes implicaciones en los estudios sobre la regeneración celular y la adaptación de los organismos vivos a ambientes extremos. Además, permite alumbrar una esperanza de vida en un área de conocimiento que hasta ahora sólo se veía como fuente de amenazas: la liberación de metano y otros gases de efecto invernadero con el deshielo del permafrost, el aumento del nivel del mar…

Glaciar en Jökulsarlón (Islandia). Foto de Fran Llano en Flickr

Glaciares islandenses. Foto de Fran Llano en Instagram (@fran_bilbo)

El equipo científico pertenece a la Universidad de Alberta (Canadá) y está compuesto por Catherine La Farge y Krista H. Williamsa, del departamento de Biología, y John H. England, del departamento de Ciencias Atmosféricas y de la Tierra. Recogieron restos biológicos que estaban quedando al descubierto con el retroceso del glaciar Lágrima en Sverdrup Pass, en la isla de Ellesmere del archipiélago ártico del Canadá. El deshielo en la zona se está acelerando desde 2004. Tras analizar las muestras, que han sido datadas a principios de la “Pequeña Edad de Hielo”, época de glaciación entre los años 1550 y 1850, se descubrió que tenían una integridad estructural excepcional y una notable variedad genética: contenían 60 de las 144 especies de musgo catalogadas en el ecosistema de Sverdrup Pass.  De esas 60 especies, han conseguido reproducir al menos cuatro en once cultivos in vitro realizados experimentalmente en su laboratorio.

Cristales de hielo

Cristales de hielo. Fuente: Wikipedia

Según los investigadores, estas plantas “son candidatas ideales para experimentos biológicos, especialmente en ambientes extremos” debido a las peculiares propiedades de sus células: “pueden apagarse fisiológicamente durante la desecación y revivir cuando las condiciones son favorables”. Para los autores, este descubrimiento modifica la idea que se tenía sobre la biodiversidad y capacidad regenerativa de los ecosistemas polares cuando vuelven a quedar a la intemperie, tras el retroceso del hielo: “ya no deberían ser asumidos como estériles (…). En los ecosistemas polares, la regeneración de tejidos sepultados por el hielo durante 400 años amplía significativamente nuestro conocimiento sobre su papel en la recolonización de los paisajes polares pasados o presentes (…). En un mundo en plena disminución de la diversidad biológica, nuestro estudio muestra que la conservación de briofitas subglaciales sirve como un reservorio genético desconocido que manifiesta la capacidad de resistencia de las plantas terrestres y la riqueza emergente de ecosistemas como los glaciares polares que retroceden”.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Una respuesta to “El musgo que resucitó tras 400 años congelado”

  1. La vitalidad de los polos | Librepensamiento sin cátedra Says:

    […] un post anterior me hacía eco de la rápida capacidad de regeneración que unos científicos canadienses habían […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: