Archive for the ‘Curiosidades’ Category

El periplo histórico del convento de Valldonzella

2 de agosto de 2013

Me propongo explicaros el periplo histórico por el que una modesta comunidad de monjas, formada en los albores de la Edad Media, acabaría fundando en el siglo XIII (año 1237) un pequeño monasterio cisterciense en un frondoso valle del macizo de Collserola, hasta que la guerra civil entre el rey Jaime I ‘el Conquistador’ y la nobleza (hasta 1227 contra la aragonesa, contra la catalana tres décadas más) acabó forzando su traslado (año 1250) para convertirse en posada, panteón y retiro de reyes en el exterior de las puertas de la muralla de la ciudad condal; tras ser arrasado durante la Guerra dels Segadors (1640-52), quedaría adosado al interior de la muralla hasta ser demolido por la administración napoleónica (1808-14); reconstruído nuevamente, sobrellevó algunos exilios temporales y sobrevivió a los rigores de la Desamortización (1766-1895), hasta que fue quemado durante la Semana Trágica (1909) y reconstruído como edificio modernista (1919) a los pies del Tibidabo, lejos de su céntrico emplazamiento anterior.

Quema de iglesias en la Semana Trágica

Incendios en Barcelona durante la Semana Trágica, del 26 de julio al 2 de agosto de 1909. Fuente: Wikipedia

Acabo de invitaros a un viaje por la Historia de Cataluña y, aunque hay quien lo discute e incluso quien lo niega, de España. Debo hacerlo para contaros la historia del convento de monjas que dio nombre a la calle donde viví al llegar a Barcelona. Creo que ya os he confesado mi afición por la Historia: no por el cotilleo sobre la vida y milagros de los reyes y clases dirigentes, ni por el relato de sus supuestos amores y hazañas -casi siempre contados por los poderosos vencedores, por advenedizos a sus órdenes, por mercenarios intelectuales a sueldo o por simples lacayos-, sino por el devenir de la sociedad que los toleraba o encumbraba, según los casos, y por los detalles de la vida cotidiana de las personas que los padecieron y sostuvieron de buen grado o, las más de las veces, a la fuerza. Creo que Miguel de Unamuno lo llamaba intrahistoria 😕

En cualquier caso, yo viví en la calle Valldonzella el primer año de mi larga estancia en Barcelona, pues ya va para 23 años. Desde entonces, y casi sin proponérmelo, se fue gestando en mí una intensa curiosidad por su nombre y grafía -al principio, no sabía si procedía del apellido de alguna familia ilustre, si era un topónimo…-, así como por su historia. Este verano he saciado casi por completo mi curiosidad, gracias en buena medida a la ruta documentada que publicó a principios de julio el blog Pla de Barcelona. Pero vayamos por partes: casi recién llegado ya descubrí que el nombre de la calle procedía del de un antiguo convento. Al principio, creía que la iglesia y el complejo de edificios religiosos que todavía exiten allí -y que las malas lenguas asocian a “la Obra”, también conocida como Opus Dei– eran los vestigios del convento en cuestión. Sin embargo, enseguida averigüé que nada tenían en común.

Tres traslados: 1250, 1651 y 1919

Tanto mi calle como el convento que alojaba se llamaron de Natzaret hasta el año 1651, aunque ese nombre esté hoy exiliado en el callejero de la periferia de Barcelona, entre el barrio de la Teixonera y las estribaciones de Sant Genís dels Agudells. Como supe algo más tarde, también el monasterio de Santa María de Valldonzella está desde 1919 a los pies del monte Tibidabo, en el barrio de Sant Gervasi; sin embargo, se aposentó en el antiguo convento de Natzaret durante tres períodos sucesivos entre 1651 y 1909: 1651-1808, 1814-35 y 1847-1909. Antes de trasladarse a ese emplazamiento, estuvo entre los años 1250-1651 a menos de un kilómetro de alli, en el actual barrio del Eixample Esquerra (algunas fuentes lo sitúan en la actual encrucijada de la Gran Vía de les Corts Catalanes con la calle Viladomat, mientras que otras lo ubican un poco más hacia la Plaza de España, entre las calles del Conde Borrell y Calabria), hasta que fue canjeado por el convento de Natzaret con los administradores del monasterio de Poblet, del que dependía (las monjas de Valldonzella serían unas de las impulsoras decisivas en el reinstauración de éste, tras la guerra civil española).

El convento de Valldonzella original había sido fundado como comunidad cisterciense femenina en “la vall Donzela” (el valle de las monjas, en traducción libre del catalán antiguo) en el año 1237 y en el antiguo municipio de Olorda, una zona boscosa situada entre los actuales municipios de Barcelona, Sant Feliu de Llobregat, Molins de Rei y Sant Cugat del Vallés, en el corazón del actual parque natural de Collserola, extenso pulmón y cinturón verde del área metropolitana de Barcelona. No obstante, la comunidad de monjas originaria ya existía mucho antes: la primera referencia documentada es del año 1165, pero diversos indicios permiten suponer que se fundó con anterioridad. Además, hay constancia documental de que abrazaron las normas del Cister desde 1226.

Anuncios

El musgo que resucitó tras 400 años congelado

30 de mayo de 2013

Unos científicos canadiendes han encontrado unos musgos (el nombre científico es briofitas) capaces de renacer tras haber permanecido 400 años congelados, según una investigación publicaba recientemente en la revista norteamericana PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences). Este descubrimiento tiene importantes implicaciones en los estudios sobre la regeneración celular y la adaptación de los organismos vivos a ambientes extremos. Además, permite alumbrar una esperanza de vida en un área de conocimiento que hasta ahora sólo se veía como fuente de amenazas: la liberación de metano y otros gases de efecto invernadero con el deshielo del permafrost, el aumento del nivel del mar…

Glaciar en Jökulsarlón (Islandia). Foto de Fran Llano en Flickr

Glaciares islandenses. Foto de Fran Llano en Instagram (@fran_bilbo)

El equipo científico pertenece a la Universidad de Alberta (Canadá) y está compuesto por Catherine La Farge y Krista H. Williamsa, del departamento de Biología, y John H. England, del departamento de Ciencias Atmosféricas y de la Tierra. Recogieron restos biológicos que estaban quedando al descubierto con el retroceso del glaciar Lágrima en Sverdrup Pass, en la isla de Ellesmere del archipiélago ártico del Canadá. El deshielo en la zona se está acelerando desde 2004. Tras analizar las muestras, que han sido datadas a principios de la “Pequeña Edad de Hielo”, época de glaciación entre los años 1550 y 1850, se descubrió que tenían una integridad estructural excepcional y una notable variedad genética: contenían 60 de las 144 especies de musgo catalogadas en el ecosistema de Sverdrup Pass.  De esas 60 especies, han conseguido reproducir al menos cuatro en once cultivos in vitro realizados experimentalmente en su laboratorio.

Cristales de hielo

Cristales de hielo. Fuente: Wikipedia

Según los investigadores, estas plantas “son candidatas ideales para experimentos biológicos, especialmente en ambientes extremos” debido a las peculiares propiedades de sus células: “pueden apagarse fisiológicamente durante la desecación y revivir cuando las condiciones son favorables”. Para los autores, este descubrimiento modifica la idea que se tenía sobre la biodiversidad y capacidad regenerativa de los ecosistemas polares cuando vuelven a quedar a la intemperie, tras el retroceso del hielo: “ya no deberían ser asumidos como estériles (…). En los ecosistemas polares, la regeneración de tejidos sepultados por el hielo durante 400 años amplía significativamente nuestro conocimiento sobre su papel en la recolonización de los paisajes polares pasados o presentes (…). En un mundo en plena disminución de la diversidad biológica, nuestro estudio muestra que la conservación de briofitas subglaciales sirve como un reservorio genético desconocido que manifiesta la capacidad de resistencia de las plantas terrestres y la riqueza emergente de ecosistemas como los glaciares polares que retroceden”.

Una sopa de plástico y basura

1 de mayo de 2013

En el océano Pacífico hay un gran masa de plásticos y basura en suspensión entre las coordenadas 135-155º Oeste y 35-42 Norte, contiene cerca de 100 millones de toneladas de desechos. Hay diversas estimaciones sobre la superficie que ocupa, oscilan entre los 700.000 km² y más de 15 millones de km²; es decir, que podría ocupar entre el 0,41% y el  8,1% del océano Pacífico. Se la conoce como Sopa de plástico, Sopa de Basura, Sopa tóxica y otras expresiones parecidas: Gran mancha de basura del Pacífico, Gran zona de basura del Pacífico o Remolino de basura del Pacífico.

Sopa de plástico
Foto por satélite de la “sopa de plástico”. Fuente: Flickr

Basura arrojada por el océano en las costas de Hawaii. Fuente: National Ocean Service US

En 2009 se descubrió una mancha similar en el Atlántico norte. Al arremolinarse los desechos en los vórtices de las corrientes oceánicas, quedan atrapados en el continuo giro oceánico y se van compactando por la fuerza centrípeta. Esa gran masa de basura contiene altas concentraciones de materia plástica. El plástico en suspensión es fotodegradable y, al permanecer cerca de la superficie y por lo mismo de la luz del sol, se acaba deshaciendo en trozos muy pequeños, de un tamaño similar al del zooplancton. Finalmente, acaba entrando en la cadena trófica: se ha demostrado que las sustancias tóxicas que contienen producen problemas hormonales en al menos 267 especies de la fauna marina, muchas de las cuales forman parte de la dieta humana.

El espectáculo de la ciencia apocalíptica

16 de febrero de 2013

El asteroide 2012 DA 14 (45 metros de diámetro y 135.000 toneladas de peso), pasó ayer hacia las 20:30 a unos 28.000 km sobre la perpendicular de la isla indonesia de Sumatra. No causó ningún daño, ni siquiera a los satélites geoestacionarios que orbitan a casi 36.000 km de nuestro planeta. Volverá en 2046, conocemos su órbita y sabemos con total precisión que tampoco entonces supondrá un peligro grave. Está totalmente descartado que vaya a colisionar con nosotros hasta, como mínimo, el 2080. Si colisionara a partir de entonces, su efecto no se parecería al que hace miles de millones de años provocó la extinción de muchas especies, incluidos los dinosaurios, si no al que hace un siglo arrasó más de 2.000 km2 de bosque siberiano.

Videocreación dramatizada con las imágenes del bólido caído en la zona de los montes Urales, en el canal YouTube de la bloggera cubana Odalis Sánchez. En la edición mexicana de la revista “Quo” podéis admirar seis de los “fakes” (bulos o noticias falsas) y bromas que se han difundido por Internet relacionados con este fenómeno.

En vísperas de la anunciada visita del asteroide 2012 DA 14, un bólido (cuerpo celeste que entra en la atmósfera terrestre a baja velocidad) sembró el pánico en la zona de los montes Urales y ha causado un millar de heridos, tres de ellos graves, según el ministerio de Interior ruso. Al parecer, sobre las 4:20 el bólido estalló tras entrar en la atmósfera terrestre y se desintegró en pequeños fragmentos que acabaron cayendo sobre las regiones rusas de Cheliabinsk, Sverdlovsk y Tyumen, así como en la república ex-soviética de Kazajistán. Muchas fuentes de información sugirieron incialmente alguna relación entre este fenómeno y el asteriode 2012 DA 14, pero nadie aportó pruebas o más indicio que su proximidad temporal: está totalmente descartado.

¿Preocupación científica o espectáculo?

La atención que generan los meteoritos, asteroides y cometas -especialmente los veloces y de grandes dimensiones- es máxima y comprensible. Además del sensacionalismo de algunos medios, del catastrofismo alimentado por todo tipo de relatos y de la histeria colectiva que consiguen desatar en ocasiones, hay motivos objetivos para la preocupación. Tenemos catalogados casi 10.000 asteroides que se acercan en algún momento a nuestra órbita, la Agencia Espacial Europea (ESA) considera que sólo 362 son potencialmente peligrosos. El problema es que hay más de 500.000 y, por tanto, no conocemos con precisión ni el 1%. Según las estimaciones de la NASA, sólo tenemos localizados entre el 20 y el 30% de los asteroides con un diámetro superior a los 100 metros (medida a partir de la cual, los efectos de una colisión contra la Tierra serían catastróficos para la vida humana).

Conviene recordar sin embargo que, aunque se trata de un riesgo real, no deja de ser estadísticamente improbable. Y uno no puede dejar de preguntarse por qué peligros tan reales pero mucho más probables, e incluso algunos que ya se han materializado o se están consumando -algunos ya son perfectamente constatables en la actualidad-, no ocupan nuestra atención de igual modo, ni la de nuestros medios de comunicación ni, aparentemente, las de nuestros responsables políticos: el hambre, la pobreza extrema, las enfermedades curables, el envenenamiento del medioambiente, los efectos catastróficos del cambio climático…

Tal vez ahora que el imperio no está para financiar guerras relámpago y políticamente oportunas, que “Gran Hermano” y otras bazofias televisivas similares están perdiendo su efecto hipnótico-analgésico sobre las masas, sea el momento de otear en el calendario a los merodeadores celestes para preparar un nuevo tipo de espectáculo apocalíptico-científico con el que entretener y obnubilar al personal.

…éste se fue a Ampuero, éste compró un huevo…

14 de enero de 2013

Hay muchas versiones sobre esa mezcla de juego y cuento con el que se entretiene y hace reir a los niños pequeños con los dedos de una mano y que, indefectiblemente, acaba con el imaginario huevo en el estómago del personaje encarnado por el último dedo, el gordo 🙂 El mercado de Ampuero (Cantabria, España) fue importante hasta hace un lustro y, en cualquier caso, mi madre así me lo contaba a mí. Cuando las gallinas de mi madre no lo evitan las pocas veces que puedo acercarme a visitarla, observo la numeración impresa en las cáscaras de los huevos que compro en el supermercado. El otro día me picó la curiosidad más allá de lo habitual y, como estaba cerca de un ordenador encendido, me dió por buscar una explicación a tanto número:

El vídeo “Farm to Fridge” (De la granja a la nevera), subtitulado en español, trata sobre la producción industrializada de alimentos de origen animal (explotación pecuaria). El caso de las granjas avícolas ocupa desde el minuto 2:20 al 6:15, dura 12 minutos en total.

La numeración de la mayor parte de los huevos comercializados empieza por tres. Ese 3 identifica a los huevos de gallinas que viven en jaula o batería y en condiciones de luz controladas para aumentar su productividad. Aunque pueden agruparse en jaulas de 12 a 25 gallinas, según la normativa cada gallina debe disponer de un mínimo de 750 cm2 de superficie (¿quién habrá hecho esas mediciones, alguien lo sabe? Ni la ministra “socialista” que propuso los minipisos se atrevería a tanto), una zona para escarbar, un nido donde poner sus huevos separada del grupo, un aseladero (el tradicional “palo del gallinero” donde las gallinas dormían de noche) y, todo un detalle, manicura: algún dispositivo para recortarle las uñas. Es una normativa reciente, del año pasado; antes aún vivían peor: más hacinadas y prácticamente sin movilidad.

El campo de concentración nº 2

Los huevos cuya numeración empieza por 2 proceden de gallinas algo menos estresadas. Viven sueltas en el suelo de naves donde deben disponer de, al menos, un metro cuadrado de espacio vital cada una. Ya roza el minipiso humano, algo es algo. Como en el caso anterior, su alimentación y condiciones de vida (fundamentalmente, el horario de luz/sueño) también son controladas para aumentar su productividad. Las salidas al exterior son privilegio de la “jet-set” y la aristocracia gallináceas: las denominadas “camperas”, cuyos huevos empiezan por uno, y las ecológicas que empiezan por cero. Básicamente, se diferencian en la naturaleza del pienso que se les proporciona; ambas disponen de corrales para su esparcimiento exterior y al menos 4 m2 de espacio para cada una.

Los huevos de gallinas felices son más caros, desde luego, pero espero que los consumidores empecemos a ser más sensibles con las condiciones de vida y la dignidad animal. Especialmente quienes tenemos mascota, disfrutamos con vídeos y fotos de mascotas o estamos enganchados a las series sobre la fauna salvaje o la vida animal de, entre otras, TVE2  🙂 Pero no quisiera dejaros sólo con la moralina. El huevo es un campo inagotable de curiosidades y sorpresas. No entiendo por qué hay tanto huevón y ninguna cátedra en huevología, pero podéis documentaros en:

  • La Wikipedia, además de explicaros la totalidad del código impreso en los huevos, trata los códigos de tamaño/peso. La explicación del sitio “Trolas en la red“, especialmente recomendado para denunciar bulos/hoax, no está nada mal pero una de las mejores y más gráficas que he encontrado la proporciona el blog Sergi Caballero sobre “Permacultura, decrecimiento, casa saludable y economía sostenible”
  • Naturarla aporta una forma sencilla y casera de determinar la frescura de un huevo, independientemente de su origen
  • El blog del colectivo Karrakela y, sobre todo, el blog “Gominolas de Petróleo” aportan otras curiosidades y trucos interesantes.
  • El blogg “Peccata Minuta” ilustra la crueldad de las granjas masificadas, como el vídeo con el que ilustro esta entrada. Aviso: después cuesta comer huevos codificados como 3 ó 2 😦

Si WhatsApp te anima a pasar por caja, no hagas caso, está de guasa ;-)

26 de noviembre de 2012

Si WhatsApp te anima a pasar por caja, no hagas caso, está de guasa 😉

No es un bulo, como el de hace un año, pero parece una tomadura de pelo similar: la aplicación de mensajería móvil WhatsApp ha empezado a avisar a los usuarios de que expira el año de prueba gratuito. Pero si te niegas a pagar para renovar el servicio, te concede otra prórroga gratuita 🙂

Ya no basta con pagar tus facturas, además habrá que pagar por tus facturas :-(

7 de noviembre de 2012

Ya no basta con pagar tus facturas, además habrá que pagar por tus facturas 😦

Vodafone ha anunciado de tapadillo su intención de cobrar por cada factura que imprima y envíe por correo postal a partir del 1 de marzo próximo. Me escandaliza que nadie se escandalice =:-0

Una intriga centenaria se desvela hoy en Noruega

24 de agosto de 2012

Hoy, viernes 24 de agosto de 2012, se va a desvelar un secreto centenario en el museo del valle central noruego de Gudbrandsdal, sito en Otta, capital administrativa de la región y principal población del municipio de Sel. Se abrirá un paquete lacrado hace 100 años por el entonces alcalde de Sel, Johan Nygaard, con la instrucción escrita de que “puede abrirse en 2012”. Tan larga espera ha desatado todo tipo de especulaciones sobre su contenido y, como es comprensible, estas especulaciones se acrecientan a medida que se acerca el desenlace del prolongado misterio.

[Vídeo de 6′ en noruego, subtitulado en inglés] Reportaje sobre el misterioso paquete centenario de Sel (Noruega)

Según la opinión más extendida, podría tratarse de documentación histórica relacionada con la batalla de Kringen (26 de agosto de 1612), en la que los granjeros locales tendieron una emboscada y derrotaron a una partida de unos 300 mercenarios escoceses al servicio de la corona sueca. Dicha hipótesis se apoya en que Johan Nygaard lacró el paquete precisamente en el tercer centenario de dicha batalla.

El conservador del Museo de Gudbrandsdal que abrirá el paquete, Kjell Voldhein, bromea sobre las coincidencias históricas en sus declaraciones al periódico noruego VG“puede ser el diamante ‘Blue Star’ del Titanic, que naufragó en 1912, y sobre las esperanzas del Ayuntamiento: “desean que contenga un fajo de acciones petroleras que puedan ayudar al municipio”. En declaraciones al mismo periódico, el actual alcalde de Sel, Dra-Erik Pryhn, reconoce estar cautivado por la intriga de su predecesor: “por la forma en que nos lo ha hecho llegar, es algo que él consideró valioso en su tiempo”.

La trascendencia de lo local

A la espera del desenlace, en unas horas, e independientemente de lo que contenga finalmente el misterioso paquete (sin ninguna prueba y con poca convicción, yo apuesto a que se trata de documentación sobre los apaños que se realizaron para crear y financiar el municipio independiente de Sel, un proceso que duró de 1904 a 1907 y acabaría fracasando parcialmente en 1965, cuando se tuvo que fusionar con el municipio de Heidal), cabe extraer algunas lecciones universales de esta curiosidad centenaria de la Noruega central.

  1. La primera y más elemental es que el misterio inflama la curiosidad e imaginación humanas, y que la intriga capta poderosamente nuestra atención.
  2. La segunda es que en el mundo ocurren infinidad de hechos curiosos o interesantes de los que no nos enteramos. Muchas veces porque ocurren en zonas sin interés geoestratégico, económico o político para nuestros medios de comunicación. Pero desde que Internet nos permite el acceso directo a todo tipo de  fuentes, se acrecienta la importancia del idioma como barrera fundamental para la comunicación y difusión de información relevante.
  3. Y en tercer lugar, pero no menos importante, que los países o comunidades con leguas minoritarias tienden a aprender lenguas francas que les permitan comunicarse con el exterior. Muchas veces deben aprender en primer lugar la lengua oficial del estado del que forman parte (los vascos y catalanes, el francés o el español; los ‘sami’ –lapones-, el noruego, sueco, finlandés o ruso…) o, cuando conforman un estado propio como en el caso noruego, aprenden la lengua franca internacional que es, sin duda, el inglés.

Yo siempre he admirado el dominio del inglés que demuestran la mayoría de los griegos, holandeses y, en general, los habitantes de países nórdicos. Y gracias a ello he conocido esta curiosa historia. Tras verla en “The Local, Norway`s news in English” me dio por indagar un poco en ella. En realidad, creo que sólo trataba de distraer la profunda nostalgia que me produce el no poder estar hoy en la fiesta de San Bartolomé, que celebran en la iglesia de San Sebastián los vecinos de Landeral, Angostina, Carazón, Adino y otros barrios de Guriezo (Cantabria, España). ¡Disfrutadlo quienes podáis!

“La Vía Láctea en Ahu Tongariki”, de Manel Soria (frikosal.blogspot.com)

24 de julio de 2012

Una de las imágenes del cielo más hermosas que he visto últimamente

Los bigotes de ‘el gato de Botero’

19 de junio de 2012

Tras 6.000 obras pictóricas y 400 esculturas, a Fernando Botero le falta tiempo para pensar en minucias. Por ejemplo, no previó que los finos bigotes de su orondo gato escultórico iban a ser tan atractivos para la gente: los tocan sin parar, continuamente, y se desprenden o se rompen por su punto de inserción.

Previsible lo era. Le habría bastado con observarse, pues a él mismo le domina la misma pulsión, según relataba Jonathan Montoya, reportero del diario colombiano “El Mundo“, en su crónica de la entrega e inauguracíón de la escultura que el artista había donado al concejo de San Cristobal (Medellín, Antioquía) para instalarlo en el parque-biblioteca que lleva su nombre: “Botero tomó el ‘Gato’ de los bigotes, lo acarició y le dio una vuelta observándolo sigilosamente mientras la gente gritaba su nombre y, sobre todo, le daban las gracias”.

El artista colombiano tal vez debiera haber previsto también que, además de esta causa natural e inocente, algunos de quienes se quedaran con uno de los bigotes en la mano podían acabar echando números tras la sorpresa y rubor iniciales: “una tonelada es a 1,3 millones de dólores, lo que este bigote es a… ¡voy a pesarlo!”. Albergo ciertas dudas sobre si el origen de esta hipótesis de pensamiento desconsiderado y mezquino fue así de espontáneo o, muy al contrario, sugerido por la envidia y maledicencia del vecindario amplificada por los medios de comunicación, siempre tan deslenguados.

Información de Caracol TV (Colombia) sobre la desaparición de los bigotes de ‘El Gato’ de Botero

Lo cierto es que, como relata un joven vecino, a los pocos días de la inauguración se echó en falta uno de los bigotes, se repuso y volvió a desaparecer… continuaron las misteriosas desapariciones y van tres. Pero también es cierto lo que puntualiza el experto: ha habido quien, tras quedarse con uno en la mano por accidente, lo ha entregado a las autoridades. Todo lo demás me parecen especulaciones sin más fundamento que un comprensible enfado del vecindario y el sensacionalismo de los medios.

El misterio comenzó en Barcelona (tal vez no, pero vende)

En Barcelona (España) ‘el gato de Botero’ ha tenido varios emplazamientos, desde hace una década está en la Rambla del Raval. Prácticamente llegamos juntos a la ciudad y, tal vez por eso, forma parte de mi identidad cultural. Recuerdo la contrariedad que sentí cuando comenzaron a desaparecer sus bigotes, el estado mental negativo que me generó.

Escultura

El gato de Botero en la Rambla del Raval, Barcelona (España).

Foto original de @marcel_lano en Instagram

Este suceso al otro lado del Atlántico me ha abierto un poco los ojos: sugiero a las autoridades culturales que velan por la conservación de las esculturas de la Colección Gatos, y al mismo autor, que consideren la solución por la que optaron  acá: reimplantarle unos bigostes más gruesos y resistentes. Porque, ni modo, la gente va a seguir tocándolos pero en Barcelona, al menos, ya no se quedan con ellos en la mano.

Soluciones alternativas las habrá, sin duda. Aunque desconozco la sucesión temporal, o si es mera casualidad, parece como si Botero ya hubiera tomado medidas preventivas en el planteamiento y diseño en este otro ejemplar de su Colección Gatos en otro emplazamiento de Medellín: no tiene bigotes y está a una altura suficientemente disuasoria.


A %d blogueros les gusta esto: